Untitled

ARTE EN GDL

bitácora artística

Arte y divulgación cultural para la ciudad.

 
 
 

PANORAMA: El momentum visual de una ciudad a través de la pintura de Enrique Hernández.

Por Jorge Zarur

Instagram: jz_coleccvisual



La pintura es una de las formas de expresión más antiguas en la humanidad incluso antes que la escritura misma. Su función de comunicar y llevar una bitácora humana ha sido fundamental para descifrar nuestro pasado e interpretar con un mejor contexto el presente. Desde finales del siglo XIX ha tenido una evolución sumamente acelerada que para algunos ha significado un agotamiento de los recursos técnicos o una resucitación constante de las propuestas exhibidas. Esto ha generado un hartazgo hacia los convencionalismos canónicos que se ven a nivel pictórico, pues la falta de creatividad o la comodidad comercial han hecho que cada vez sea más complejo encontrar propuestas llamativas, tanto en discurso vanguardista como en visuales atrayentes y novedosos en su impacto ocular. Aquí radica la importancia sobre la serie más reciente del pintor tapatío Enrique Hernández, quien logra armonizar fondo con desarrollo pictórico y a continuación reseñaremos brevemente.






Navegar en Google Earth por las calles de Guadalajara o el salir a fotografiar se convirtió en una cacería visual continua que lo llevó a percibir esa afortunada divergente que poseen los ojos mecánicos en su tiempo de enfoque al desplazamiento. Saber interpretar esos escasos segundos de dispersión con pintura son una exploración inversa hacia un destino cautivante, pero exigente en el cometido, ya que requiere de un profundo instinto de ejecución. Echando mano de barridos que parecieran richterianos, juegos múltiples con franjas de óleo y una paleta de color muy concreta, se plasma esa milésima de segundo congelada en un lienzo. Es así como los espacios utilizados se vislumbran poco a poco y nos invitan a integrarnos con ellos, pues en la obra también participa quien la observa y de un modo que pareciera abstracto a simple vista, se llega a un cuadrante concreto al final donde Enrique nos pone a participar junto con él en este hermoso recorrido por la perla tapatía.





Panorama es producto de un ímpetu perpetuo y de práctica al afrontar la pintura en múltiples caminos técnicos. Basta con entrar al estudio de Enrique y percibir el ejercicio diario que es ir mutando de la captura de imagen hacia una deconstrucción pictórica inteligente que deje al observante jugando con los infinitos visuales que tiene un mismo sitio. Enrique conoce bien Guadalajara en sus lugares icónicos, pues es además un disciplinado turista urbano que recorre con gozo la escultura pública, calles y parques. Tarde o temprano los tiempos y su talento lo llevarían a deconstruirla para una posteridad que resguarde el discurso inteligente, pues la obviedad hoy en día no es permisible para pintores con oficio nato. Genera un planteamiento contemporáneo que dignifica a la urbe como sede de un modernismo histórico y un referente artístico para el mundo actual. Es un tributo a las calles, arquitectura y urbanismo pensante que posee la ciudad hoy en día olvidado por una sociedad cautivada por una modernidad ladina.







Para más información sobre los múltiples proyectos de Enrique Hernández sugerimos visitar su sitio web https://www.enriquehernandez.mx/

 

CONTACTO

Deja tus comentarios aquí.

¡Gracias por tu mensaje!

 

©Twenty Twenty by Arte en Gdl.